rias baixas galicia

Rías Baixas, Guía Completa: Los Mejores Lugares a Visitar

En este artículo te voy a acercar a una de las características más especiales de Galicia, las rías. El objetivo es que, cuando termines de leerlo, tengas un conocimiento general, no solo de las playas o de las ciudades que hay en cada una de las rías, sino de sus características físicas, reservas naturales o de su patrimonio arqueológico y cultural.

Empezaremos hablando sobre las rías, explicando qué son y cuántas hay. Después profundizaremos en las Rías Baixas, recorriendo cada una de las que integran este grupo, en profundidad. Descubriremos los rincones más interesantes para acercarte a esta parte de la costa gallega. No te haré esperar más, ¡vamos a conocer las rías gallegas!

Capítulo 1

Las rías de Galicia

En este capítulo te hablaré de una de las particularidades de la costa gallega, las rías. Galicia tiene casi 1,500 km de costa con rías, que están divididas en altas y bajas, dependiendo de su posición geográfica, más al norte o al sur. Te mostraré cómo estas rías, que son un fenómeno muy poco común en el mundo, son uno de los motivos de que Galicia tenga ese paisaje tan especial que la hace única e inigualable. Quédate conmigo para conocer más a fondo una de las maravillas naturales de Galicia.

¿Qué son las rías?

Las rías son una formación geológica muy poco común en el mundo. Su característica principal es que tiene unos salientes de tierra en el litoral, entre los que penetra el mar, creando así un paraje con condiciones únicas.

Foto: Jonny Gios

Una leyenda cuenta que esos brazos de tierra que salen de la costa gallega son los dedos de Dios, que dejó marcados cuando apoyó su mano para descansar. Es una descripción hermosa para un hecho geográfico poco corriente.

Estas formaciones geológicas se encuentran en muy pocos lugares del mundo, como Irlanda, China o Bretaña. Las rías pueden tener cierta semejanza a otro fenómeno geológico, los fiordos. A veces las apariencias engañan y este caso no es una excepción. Ambos son dos fenómenos distintos y te explicaré a continuación en qué se diferencian.

Empecemos por los fiordos, estos se caracterizan por ser más profundos y tener unas laderas muy escarpadas que fueron erosionados por un glaciar. En cambio, cuando se habla de rías se hace referencia a un valle, que no es glaciar, de un río costero que se ha inundado por culpa de la elevación del mar.

Características geográficas

Como ya mencioné antes, se tratan de salientes de tierra que se introducen en el mar creando un litoral recortado que es sensible al movimiento de las mareas. Ahora veremos cómo llegaron a ese punto, ya que se sabe que hubo tres tipos de modificaciones que crearon este fenómeno. En las Rías Baixas, esto se produjo porque había varias fracturas que desgarraban el terreno y que propiciaban que entrase el mar por ellas.

Las rías de Ortigueira, Ribadeo, Foz o Ferrol son la parte inferior de unos antiguos valles fluviales que ahora están cubiertos de agua. Algunas rías como la de Arousa son antiguas fosas tectónicas. Esta última ría que menciono también destaca por ser la más grande de toda España.

Un dato interesante es que el agua que hay en las rías es una mezcla del agua dulce de los ríos y el agua salada del mar. Esto, además de ser una curiosidad, también marca una gran diferencia en la flora, ya que gracias a que la salinidad varía mucho, dependiendo de cuánta agua salada o dulce haya, la vegetación varía de color .

¿Cuántas rías tiene Galicia?

Como ya te comenté, las rías se pueden ver a lo largo de toda la costa gallega. Hay muchas rías, de las que después te hablaré más, que están divididas en dos, en relación a su distancia con la ciudad de Ferrol. Las Rías Altas son las que corresponden a algunas de la provincias de a Coruña y Lugo, tanto atlánticas como cantábricas. Las Rías Baixas, que son las más conocidas, son las que están en las provincias de Pontevedra y A Coruña.

Rías Baixas

Ahora es el momento de hablar de cada una de ellas. Veamos primero las Rías Baixas, que son las que abarcan desde la ría de Vigo, que es la que queda más al sur, hasta el cabo de Fisterra. Esta es la más extensa, ya que cubre buena parte de la costa atlántica gallega. Estas rías ofrecen unas vistas espectaculares, ya que en su recortada costa se pueden ver tramos con acantilados, con arenales o rocosos, lo que le da su aspecto único y especial. Te muestro aquí un mapa, para que puedas ver bien cuánto abarca y qué rías forman parte de las Rías Baixas.

Foto: Alejandro Piñero Amerio

Además del paisaje, esta característica geológica también altera el clima de la zona. El de esta zona es templado casi todo el año y, en otoño e invierno, es muy lluvioso, lo que ayuda a que haya grandes bosques verdes y que convierten a Galicia en ese lugar mágico que tanto nos gusta. Además, también hace que estas tierras sean muy productivas, permitiendo grandes campos de cultivo tanto frutales, como de hortalizas e incluso viñedos.

Ahora solo falta saber lo más importante, ¿cuáles son las rías que forman parte de este gran conjunto?. Veamos qué rías la constituyen:

  • Ría de Vigo
  • Ría de Pontevedra
  • Ría de Arousa
  • Ría de Aldán
  • Ría de Corcubión
  • Ría de Muros y Noia
Rías Altas

Ahora es el turno de las Rías Altas. Estas están en la parte alta de la costa, desde el cabo de Fisterra, cubriendo la costa de Lugo hasta el límite con Asturias, en el norte. Esta zona está un poco más azotada por las aguas del Atlántico pero sigue teniendo el encanto de sus vecinas del sur: a pesar de que su costa es más abrupta, ya que tiene más acantilados, también se puede disfrutar de unas magníficas playas y arenales. 

También hay que mencionar que en Ferrolterra está uno de los espacios mejor conservados de Galicia, con muchos parajes sin explorar. Y también se encuentra Estaca de Bares que es el punto más septentrional de la península, desde el que se puede tener unas de las vistas más bellas de este paisaje.

Vamos a ver ahora que rías forman parte de las Rías Altas:

  • Ría de La Coruña
  • Ría de Cedeira
  • Ría de Corme y Laxe
  • Ría de Foz
  • Ría de Ortigueira
  • Ría de Ribadeo
  • Ría de Viveiro
  • Ría de Betanzos
  • Ría de Ares o ría de Pontedeume
  • Ría de Camariñas
  • Ría de Ferrol
  • Ría del Barquero

Otras rías en España y Portugal

A pesar de que las rías que más se conocen son las de Galicia, en España también se pueden encontrar este tipo de desembocaduras. Como ya comenté en las Rías Altas, también existen en Asturias, Cantabria, Andalucía y País Vasco. Y, dentro de la península, también se pueden encontrar en nuestro vecino, Portugal.

Te muestro aquí algunas de las rías de España y Portugal.

Asturias:

  • Ría de Avilés
  • Ría de Ribadeo
  • Ría de Ribadesella

Cantabria:

  • Ría de San Vicente
  • Ría de San Martín de la Arena

Andalucía:

  • Ría Carreras
  • Ría de Huelva

País Vasco:

  • Ría de Bilbao
  • Ría de Barbadún
  • Ría de Oria

Portugal:

  • Ría de Aveiro
  • Ría de Formosa

Capítulo 2

Las Rías Baixas

En este capítulo vas a poder aprender más sobre las Rías Baixas. Aquí hablaré sobre cuáles son y en dónde están situadas. También podrás conocer otras características como el clima o el tipo de paisaje. Y, como colofón, veremos algunos de los atractivos turísticos de esta zona, ya que no solo tiene playas y buena comida, sino que también es un lugar con mucha historia, cultura, arte y naturaleza que merece la pena conocer.

¿Qué son las Rías Baixas?

Las Rías Baixas son una parte del área costera de Galicia que se caracteriza por tener un fenómeno geográfico poco común, las rías. La denominación Rías Baixas hace referencia a varias rías que la integran y que están situadas a lo largo de la costa.

Estas rías son las únicas que se extienden de manera uniforme por la costa gallega. El panorama de estas rías es espectacular, en él destacan los colores verde y azul que se funden creando un paisaje único. También se puede ver cómo se mezcla la naturaleza con la acción humana, cultivos y villas marineras, creando ese escaparate mágico que caracteriza a la costa.

¿Cuáles son las Rías Baixas?

Como ya mencioné antes, las Rías Baixas son el nombre general en el que se agrupan distintas rías de una parte de la costa atlántica gallega, para ser exactos la parte sur.

Las rías que integran las Rías Baixas son:

  • Ría de Corcubión
  • Ría de Muros y Noia
  • Ría de Arousa
  • Ría de Pontevedra
  • Ría de Aldán
  • Ría de Vigo

¿Dónde están localizadas?

Las Rías Baixas están en la parte baja de Galicia, de ahí el nombre. Ocupan toda la costa de la provincia de Pontevedra y parte de la costa atlántica la provincia de Coruña. El punto más al norte de las rías está situado en la ría de Muros, en la provincia de Coruña. El punto más al sur está localizado en Baiona, una preciosa villa situada en la ría de Vigo.

Características generales

Su característica es que son las más grandes de Galicia y su orografía las hace ampliamente navegables. Además tienen un clima templado, que se mantiene así casi todo el año, y que, en los meses más fríos, está acompañado de muchas precipitaciones. Estas permiten que se mantenga la vegetación tan verde y hermosa que caracteriza a Galicia.

Foto: Alejandro Piñero Amerio

En las riberas se puede ver una mezcla de árboles, con cultivos y rodeados de núcleos urbanos que le confieren un carácter pintoresco. A esto hay que agregar que hay una gran gama de productos del mar, pescados y mariscos, y de tierra. Y no nos podemos olvidar del vino, ya que tenemos uno con Denominación de Origen Rías Baixas, especialmente conocida por su vino blanco. Todo esto la convierte en un paraíso que satisface todos los sentidos.

Turismo y qué visitar

Las Rías Baixas tienen muchos lugares preciosos y únicos que merece la pena visitar. Aquí te nombraré algunos de los que, sin duda, son los imprescindibles.

Paseo por las islas. Galicia cuenta con varias islas, que son visitables en los meses de verano, y que son el lugar perfecto para pasar unos días de descanso en la naturaleza.

Islas Cíes

Las más famosas son las Islas Cíes, en la ría de Vigo. Es un Parque Nacional, en el que se puede disfrutar de una gran variedad de aves y naturaleza. Al lado del embarcadero está la playa de Rodas, que es considerada como una de las más bonitas del mundo.

Islas Ons

Otras islas que no dejan indiferente a nadie son las Ons. Estas están situadas en la ría de Pontevedra y forman parte del mismo Parque Nacional de las Cíes. A diferencia de las otras islas, en estas vive gente todo el año y, a pesar de que el paisaje no es tan espectacular, sí son menos turísticas y las podrás disfrutar más.

Islas Arousa y Areoso

Esta isla, con playas de arenas finas y blancas, es un lugar paradisíaco que no te puedes perder. Aquí se puede disfrutar del paisaje, la gastronomía y las playas en su máxima expresión. Desde aquí puedes acercarte al islote Areoso, que ofrece un entorno virgen, con playas espectaculares y aguas cristalinas. Otro de sus atractivos es que cuenta con un pequeño dolmen megalítico.

Isla de A Toxa y San Simón

La isla de a Toxa, que pertenece a O Grove, es el lugar perfecto para hacer una escapada a un balneario, ya que puedes disfrutar de sus aguas termales en el Gran Hotel. También recomiendo visitar su ermita, que está cubierta enteramente por conchas. La isla de San Simón, situada en la ría de Vigo, actualmente está deshabitada pero aún conserva los edificios que se utilizaron como cárcel, hospital, monasterio y orfanato. Se puede llegar allí con visitas guiadas a lo largo del año.

Las ciudades

Las ciudades de las Rías Baixas tienen un gran patrimonio artístico-cultural y mucha historia en sus calles.

Pontevedra

Pontevedra es una pequeña ciudad que fue muy importante en la Edad Media, lo que queda reflejado en sus construcciones. La mejor forma de conocerla es pasear por todo el Casco Histórico y ver: la plaza de la Herrería y el monasterio de San Francisco, la plaza de la Verdura, la iglesia de la Peregrina, la Basílica de Santa María, las ruinas de Santo Domingo y la Alameda. Para finalizar recomiendo recorrer la orilla del Lérez, en donde hay un paseo, ideal para acabar una jornada de visitas.

Vigo

Si hablamos de las Rías Baixas no podemos dejar fuera a Vigo. Esta es la ciudad más poblada de Galicia, que creció en tan solo unas décadas, pasando de ser solo el puerto a la ciudad que es hoy en día. Entre las zonas que merece la pena visitar están: el Casco Vello, en las que encontrarás la calle de las Ostras y el Mercado de Abastos, la calle Arenal, que es una de las zonas de marcha de la ciudad y una de las más bonitas junto con la calle Príncipe.

Foto: José M. Alarcón

Al principio de Príncipe está la plaza Puerta del Sol con la escultura del Sireno y, al otro lado de la calle, también está el famoso Dinoseto. Para disfrutar de la puesta del sol te doy dos opciones: el Castillo del Castro o la zona del puerto, en donde hay restaurantes y también un centro comercial. Cualquiera de ellas es un acierto.

Villas pintorescas

Además de las islas y las ciudades, las Rías Baixas cuentan con un sinfín de villas y pueblos marineros pintorescos, que merece la pena visitar, aunque aquí te dejo la que, a mi parecer, es la más hermosa.

Combarro

Combarro es una de las villas más bonitas de Galicia y está a tan solo 6 km. de Pontevedra. Tiene muchos hórreos a pie de playa, pensados para que los pescadores guarden en ellos sus aperos. Otra de las curiosidades es que tiene una gran cantidad de cruceiros por sus callejuelas. También tiene muchos rincones entre casas a través de los cuales se puede ver el mar.

Capítulo 3

La Ría de Vigo

En este nuevo capítulo nos adentraremos en una de las rías que pertenecen a las Rías Baixas: la de Vigo. Aquí te enseñaré un poco de la historia de esta ría, cuáles son las ciudades y pueblos que más destacan, aunque hay muchos más que también son dignos de visitar y qué otras visitas son indispensables. Ahondaremos un poco en las Islas Cíes, que es uno de los grandes atractivos de esta ría, pero también conoceremos otros lugares. Sin nada más que añadir, ¡empecemos!.

Historia

La ría de Vigo, que está al sur de la provincia de Pontevedra, tiene una longitud de 35 km. que va desde Cabo Silleiro hasta Arcade, que es el el punto más profundo. Esta ría está protegida, al oeste, por las islas Cíes y limita, al norte, con la península del Morrazo.

En su lado sur están la bahía de Vigo y la de Baiona. Gracias a su fácil acceso, su profundo calado y sus aguas tranquilas, esta es ideal para navegar y para practicar deportes náuticos. Como curiosidad, en la ensenada de San Simón hay docenas de galeones hundidos que provenían de América. Esto es una muestra de que es una zona muy navegable desde muy antiguo.

Pero no solo tiene ventajas náuticas sino que también, desde el punto de vista medioambiental, tiene una gran variedad biológica. Esto se debe a que, en sus aguas, hay corrientes de aguas más profundas y frías del norte que le proveen una gran cantidad de nutrientes. Esto la convertía en una zona ideal para pesca y marisqueo aunque, en la actualidad, ya no lo es tanto debido, sobre todo, a la presión humana e industrial de la costa.

Una vez dicho esto hay que hacer una mención especial a las playas, ya que en esta parte de la costa gallega están algunas de las mejores de la comunidad. La playa de Barra en Cangas, la de Samil en Vigo o la Playa América en Nigrán son algunos de los ejemplos.

Principales ciudades y pueblos

En la ría de Vigo hay que destacar una gran ciudad, que es la más poblada de Galicia y varias villas marineras que son visitas indispensables en este recorrido.

Vigo

Por supuesto que tenemos que empezar por la ciudad que le da el nombre a la ría. Esta es la más poblada de la provincia de Pontevedra y de toda Galicia, es una preciosa ciudad que creció mucho en muy pocas décadas. A pesar de que Vigo no tiene tantos atractivos turísticos como otras ciudades, como Santiago, sí que tiene mucho que ofrecer. Una visita indispensable es el Castillo del Castro, que está en el centro de la ciudad.

Foto: Marcelo Cid

Es el punto que ofrece las mejores vistas panorámicas a la ría y a las Cíes. Se construyó en 1656 en la época de la independencia de Portugal, como defensa. También hay que visitar el Casco Vello de la ciudad. Esta zona, renovada recientemente, ofrece uno de los mejores sitios para disfrutar de la gastronomía. Por supuesto que no hay que olvidarse de dar un paseo por la calle Príncipe, visitar la plaza de la Puerta del Sol y el Dinoseto y pasearse por el puerto, uno de los más importantes del mundo.

Baiona

Esta preciosa villa es conocida por haber sido el primer puerto en el que se anunció el descubrimiento de América y eso es lo que se celebra en la fiesta de la Arribada. Lo más llamativo es la fortaleza de Monterreal, construida en el S.XII. Se puede pasear por la muralla hasta llegar al castillo, convertido ahora en un lujoso parador. También tienes que pasear por su casco antiguo, declarado conjunto de interés histórico-artístico.

Redondela

Esta villa también ofrece de todo: patrimonio artístico, fiestas, buena comida, naturaleza y playas. Redondela tiene una gran actividad industrial ligada al mar, como la industria conservera llegada en el s. XVIII de mano de catalanes o la industria textil con la fábrica de Regofo. Debajo del puente de Rande se encuentra el centro de interpretación Meirande, dedicado a la Batalla de Rande. En la propia Redondela te recomiendo visitar: el Convento de Vilavella, de 1554, el Pazo de Petán, del s.XVII o la iglesia del Santiago Apóstol, del s. XV.

Moaña

Esta localidad está al norte de la ría de Vigo y, a pesar de quedar un poco eclipsada por sus vecinos, esta zona fue un lugar importante de tránsito y asentamiento humano a lo largo de la historia. Esto queda corroborado en sus petroglifos y el Dolmen da Chan da Arquiña. En la baja Edad Media aumentó su población y se encuentran algunas iglesias como la de San Martiño o la de San Xoán de Tirán, dos ejemplos de arquitectura románica de los ss. XII y XIII respectivamente. Más allá de esto, Moaña cuenta con un precioso paseo al lado del mar, con numerosas playas y lugares donde disfrutar de la gastronomía local.

Arcade

Esta pequeña localidad costera está al principio de la ría de Vigo y su gran baza son sus ostras, que tienen un sabor especial. Es más, es muy recomendable venir el día de la fiesta de la ostra, aunque las puedes encontrar todo el año. Puedes dar un paseo desde el puerto deportivo por todo el borde del mar. Tienes el puente medieval de Ponte Sampaio que es de origen romano y cuya fama le viene porque fue el lugar de una batalla contra la invasión francesa, en 1809. También tiene muchas zonas verdes y playas para pasar el día y disfrutar de la naturaleza.

¿Qué ver en la ría de Vigo?

Además de las ciudades y villas que acabamos de ver, que son solo un ejemplo de lo que podemos encontrar en esta zona, también hay que mencionar otros sitios que merecen ser visitados. Por ejemplo las islas, que son una gran atracción turística.

Islas Cíes

Son uno de los mayores atractivos de la ría de Vigo y de Galicia en general. Estas son, en realidad, un archipiélago formado por tres islas: Monteagudo al norte, o Faro en el medio y San Martín al sur. Las dos primeras están unidas artificialmente, mientras que la tercera está separada.

Foto: José Pinto

Las Islas Cíes están incluidas en el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas, al que también pertenecen las islas Ons. Es uno de los lugares más hermosos de España con una de las playas más bellas del mundo, la playa de Rodas. Los romanos las llamaron las islas de los dioses. Aquí se puede practicar senderismo, en el que puedes disfrutar del Faro o del Castro de as Hortas.

Por supuesto que hay muchas playas tranquilas y despejadas, con aguas cristalinas que parecen sacadas de un cuento. Y para aquellos que disfrutan de los paisajes marinos también pueden bucear en estas magníficas aguas bañadas por el Atlántico.

Isla de San Simón

Esta isla, que pertenece al archipiélago del mismo nombre junto con otras, como la de San Antón y algunos islotes, es una visita necesaria. Está declarado como Bien de Interés Cultural desde 1999, y fue ocupado desde la Edad Media por un centro monástico. Con los años se convirtió también en hospital, cárcel y orfanato. En la actualidad se pueden visitar estas edificaciones, reconstruidas para que armonicen con la naturaleza del lugar.


Más allá de las islas, hay algunos lugares que merece la pena visitar por su belleza, los sitios perfectos para acabar un día.

Cabo Home está en el Morrazo y tiene unas vistas privilegiadas de la ría y de las islas Cíes desde el Faro de Punta Subrido.

Cabo Silleiro tiene uno de los faros más espectaculares de Galicia. Está situado en Baiona, fue construido en el s. XIX y está a la entrada de la ría de Vigo.

Capítulo 4

Ría de Pontevedra

En este capítulo nos adentramos en otra ría, la de Pontevedra. Al igual que en el capítulo anterior, veremos cómo es esta ría, desde qué territorio abarca hasta sus características. También haremos un recorrido por las ciudades y villas que más destacan en esta ría. Nombraré las islas que se encuentran aquí y un hermoso cabo con vistas privilegiadas. ¡Vente conmigo a conocer la ría de Pontevedra!.

Historia

La Ría de Pontevedra es una de las principales entradas de mar en las rías y una de las más turísticas. También es la más regular de todas y la tercera más grande, con 145 km2 de superficie. Esta empieza en la Punta de Cubicastro al norte, que está al oeste de la playa de Canelas y la Punta Centoleira al sur. La parte más oriental se puede situar en la ciudad de Pontevedra, porque es donde el Lérez, el río de esta ciudad, se une al mar.

Cerca de la costa se encuentran las Islas Ons, que han sido habitadas desde la antigüedad. Estas tienen un perfil menos abrupto que las Cíes y más adelante las veremos en profundidad. Esta ría tiene también una fauna muy rica, entre la que destacan las gaviotas patiamarillas, garzas o corremolinos.

Principales ciudades y pueblos

Al igual que en la Ría de Vigo, aquí podemos encontrar ciudades y lugares muy interesantes que, desde luego, merece la pena visitar. Revisaré brevemente algunos de esos lugares.

Pontevedra

Esta ciudad es la capital de la provincia de nombre homónimo. Es una ciudad pequeña que tiene mucho encanto y que, sin duda alguna, es una visita imprescindible. El casco antiguo de Pontevedra, uno de los mejor conservados de Galicia, fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1951, por su gran patrimonio entre el que destaca: la Iglesia de la Peregrina y el loro Ravachol, la plaza de la Herrería, la Basílica de Santa María, la Plaza de la Verdura (el lugar ideal para tomarse algo en una de sus terrazas) o la Plaza de las 5 Calles, en el medio del casco histórico, en el que está una casa en la que vivió el escritor Valle Inclán.

De este mismo escritor hay una estatua de bronce en la plaza Méndez Núñez, que es muy popular ya que muchos visitantes aprovechan para hacerse fotos con él. Hacia el río Lérez se puede visitar la Plaza de Abastos y también se puede recorrer el río por el Paseo.

En este recorrido encontrarás muchos lugares donde descansar y, como curiosidad, también podrás ver los restos arqueológicos de la ciudad medieval al descubierto. Todo el centro de la ciudad es peatonal, así que es ideal para pasearse con calma y disfrutarla.

Poio

Este concello está al lado de Pontevedra, tan solo cruzando un puente. Puedes llegar a pie desde la ciudad. Entre lo mucho que tiene que ofrecer te recomiendo que visites: la zona arqueológica de A Caeria, la Casa Museo de Cristóbal Colón, el monasterio de San Xoán de Poio y el parque A Seca, desde donde hay unas vistas privilegiadas de la ría.

Combarro

Este pequeño pueblo pesquero parece sacado de un cuento. Está muy cerca de la ciudad de Pontevedra y es un pueblo muy característico conocido por sus hórreos y cruceiros.

Foto: Arturo Rey

Últimamente se ha convertido en un pueblo muy turístico y con razón, ya que es el lugar perfecto para pasar un día. Puedes pasearte por sus callejuelas y ver las típicas casas de pescadores, en piedra y madera. En todo el centro del pueblo se pueden ver los cruceiros y, a orillas del mar, los hórreos que aquí se utilizan para guardar los aperos de pesca.

Marín

Esta villa está también cerca de Pontevedra y tiene varias playas que son su gran atractivo. Te recomiendo visitar el casco antiguo, de origen medieval, en el que encontrarás preciosas casas de pescadores, la Casa señorial das Irmáns Fontenla y el Templo Vello, una iglesia del s. XII. Si pasas por la playa de Mogor no te pierdas sus grabados rupestres, muy representativos. Muy cerca de esta villa también puedes visitar el castro de A Subidá, de los ss. I-IV dC.

¿Qué ver en la ría de Pontevedra?

En este apartado veremos otros lugares que puedes visitar en la ría de Pontevedra. Empezaremos por Sanxenxo, que merece un lugar especial en este capítulo. También hablaremos, como en el capítulo anterior, de las islas de esta ría y de algunos lugares que simplemente son bonitos y merece la pena visitar. ¡Continuamos!

Sanxenxo

Este municipio destaca por sus playas y por ser la zona preferida para salir de fiesta. Cuando se habla de Sanxenxo también se incluye a Portonovo ya que está en el mismo municipio y son las dos muy turísticas. Por esa afluencia turística, algunos la llaman el Benidorm de Galicia y por eso cuenta con una gran oferta de hoteles, pensados para desconectar y relajarse en este paraíso. Pero Sanxenxo no solo ofrece playas, sino también monumentos y lugares históricos que merece la pena visitar, entre los que destacan:

Foto: Jose Manuel Viloria Martin
  • Iglesia de San Juan de Dorrón, del s. XVIII.
  • Monasterio de Santa María de Armenteira, del s. XII.
  • La Madama de Silgar. Una escultura femenina sobre una roca a la entrada del paseo marítimo. Es una obra de Alfonso Vilar de 1995.
  • Ermita de Nuestra Señora de la Lanzada, que formó parte de la fortaleza defensiva de la Lanzada y es del s. XII.
  • Mirador de A Granxa, desde el que se pueden ver las rías altas y baixas.

Y como no pueden faltar las playas, te hago un top 3 de las mejores de Sanxenxo. La playa de Silgar, bordeada por el paseo marítimo, la de Montalvo y la de la Lanzada, la playa más larga con 3 km de extensión que llega hasta O Grove, en la ría de Arousa.

Sobre el pequeño pueblo pesquero de Portonovo hay que destacar la Iglesia de Santa Catalina, a Lonxa y el Mirador de a Peixeira. En cuanto a playas, las mejores son: la de Baltar, que tiene forma de media concha y la de Caneliñas.

Las islas

Ahora veremos algunas de las islas más interesantes:

Islas Ons

Estas, junto con las islas Cíes, forman parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Están situadas en el municipio de Bueu, que está al inicio de la ría de Pontevedra. Estas islas son, en realidad, un archipiélago formado por la isla de Ons y varios islotes como la Onza, Centolo o Freitosa. Esta isla cuenta con varios recorridos de senderismo, en el que se pueden ver el Faro, el mirador do Castelo o los restos arqueológicos de la isla.

Además, hay que mencionar sus preciosas playas como la de Dorna, donde está el embarcadero, la de Melide, que es la más grande y nudista o la de Pereiró, en el centro de la isla.

Isla de Tambo

Esta isla está en medio de la ría de Pontevedra, es ovalada y está cubierta, en su totalidad, por una gran arboleda. Cuenta con un faro, dos playas y 3 embarcaderos.


Y como último mencionaré un lugar de interés más, el Cabo Udra. Está en Bueu, en un espacio natural. Está situado frente a la isla de Ons y fue declarado Zona Especial de Conservación. En lo alto del mismo aún se conservan los restos de un castro.

Capítulo 5

Ría de Arousa

Continuando con el recorrido por las rías gallegas le toca el turno a la ría de Arousa. Como en los anteriores, primero conocerás las particularidades de esta ría, tanto geográficas como históricas. Después te hablaré de las ciudades y villas que destacan más y que en esta ría abundan, ya que varias son el lugar de nacimiento de ilustres escritores gallegos. Para terminar veremos algunas de las islas, las más grandes y turísticas y dos lugares de interés por sus vistas espectaculares. ¡Prepárate para conocer la Ría de Arousa!.

Historia

La ría de Arousa es la más grande de las rías de Galicia y de España. En esta están algunos de los puertos más activos de las Rías Baixas. Se sitúa entre la ría de Muros y Noia, al norte y la de Pontevedra al sur. A pesar de ser la más extensa no es la que tiene las mayores cotas barimétricas. El litoral de esta ría tiene un perfil suave, con grandes bancos de arena y sus aguas tienen una gran riqueza marisquera. También tiene muchas islas e islotes, entre ellos la isla de Arousa y a Toxa, de las que hablaremos más adelante. Los ríos principales que desembocan en ella son el Ulla y el Umia. Durante siglos, su gran extensión la hizo más propicia a invasiones.

Principales ciudades y pueblos

Vilagarcía de Arousa.

Esta ciudad destaca por sus playas y por su larga historia de la que son testigos los petroglifos, como los de Ballotes y Meadelo, y los castros de época romana. Paseando por sus calles puedes disfrutar de: el convento y el pazo de Vista Alegre, del XVII y XVI y la iglesia de San Pedro de Fontecarmoa, al lado de la plaza de Abastos.

A 3 km del casco urbano está el Pazo de Rubiáns, del s. XV del que destacan sus jardines. La última visita indispensable es el puerto deportivo, situado al final de los Jardines del Centenario y la Playa de Compostela.

Catoira.

Esta pequeña villa es bien conocida por su fiesta vikinga, el primer domingo de agosto. Además de los restos vikingos se pueden visitar las Torres del Oeste, la antigua cantera o el paseo marítimo de las marismas. Una experiencia única de esta villa es la de navegar en un drakkar vikingo.

Cambados.

Te recomiendo que recorras las calles de su casco histórico y disfrutes de los monumentos, entre los que destacan: la casa das Cunchas, casa Fariña, casa dos Fraga, el convento de San Francisco y el pazo de Fefiñáns. Si tienes tiempo te recomiendo entrar en la Casa-Museo de Ramón Cabanillas, que fue un destacado escritor en lengua gallega.

Vilanova de Arousa.

Esta preciosa villa marinera, que es el lugar de nacimiento del ilustre Valle Inclán, tiene varios lugares que debes conocer, como: la iglesia románica de Santa María de Caleiro, el Pazo de Rúa Nova, las Torres de Cálogo y, por supuesto, la casa solariega de Valle Inclán.

Ribeira.

Este hermoso lugar destaca por su belleza natural y el complejo dunar de Corrubedo es un ejemplo de ello. Este espacio, que cuenta con dunas, playas e incluso lagunas, es una visita que no debes perderte. También hay que visitar: el Dolmen de Axeitos, de época neolítica o el puerto y su lonja, uno de los más importantes de Galicia. Tómate el tiempo de pasear por sus calles y disfrutar de este paisaje único.

Boiro.

Otro precioso pueblo costero con mucho que ofrecer. Dentro de lo que podemos visitar están diversas zonas arqueológicas como: los castros de Neixón, Baroña e Cidá, el dolmen de Axeitos, el petroglifo de Laxe das Cabras.

En la villa visita la casa de las Camelias, la iglesia de Santa Baia y el puerto y su lonja.

Rianxo.

Este pueblo es la cuna de tres grandes de la literatura gallega: Castelao, Rafael Dieste y Manuel Antonio. Si callejeamos un poco encontraremos, en la plaza de Castelao, la capilla de Guadalupe. Más adelante está la iglesia de Santa Comba y el pazo de Martelo. Visita el museo del mar, para conocer mejor la cultura pesquera y descubre las ruinas del Castelo da Lúa.

¿Qué ver en la ría de Arousa?

Aquí hablaremos de algunas islas que destacan en esta ría y empezaremos con la isla de Arousa. Esta isla está unida al continente, a Vilanova, por un puente de casi dos kilómetros, construido en 1985. De esta manera se mejoraba la comunicación con la isla, lo que hizo que se desarrollara más y que aumentara su población, que vive de la pesca, el marisqueo y el turismo. Hacia el norte está el casco urbano y el muelle de Cabodeiro. El puerto de Xufre es el más importante de la isla. Su punto más alto es el mirador de O Con do Forno, en el que hay una estatua del Sagrado Corazón. También merece la pena visitar el Faro de Punta Cabalo y la playa de a Secada, una de las más populares de la isla.

Ahora veamos la isla de Sálvora, que fue un refugio de piratas y corsarios hasta el s. XIX. Esta isla se empezó a poblar en la Edad Media aunque ahora ya solo se puede visitar. Entre las atracciones turísticas destacan: el Pazo residencial de Sálvora, que se convirtió en la primera fábrica de secado y salazón de pescado de Galicia; la antigua aldea, formada por 8 casas en torno a una plaza; la capilla de Santa Catalina; el faro; la escultura de la sirena y, por supuesto, las playas entre las que destacan la playa do Castelo o do Almacén.

La última de las islas que voy a mencionar es a Toxa. Esta es quizás una de las más famosas de Galicia y, sin duda, la más famosa de esta ría. Está unida a O Grove por un puente y es bien conocida por sus aguas medicinales. Estas las puedes disfrutar en el balneario. En la isla hay también una iglesia muy característica, ya que está recubierta de conchas, además de hoteles, tiendas, casino y un puerto.

Por último toca hablar de dos lugares recomendables. Uno es el cabo de Corrubedo, en Ribeira, que en su parte alta tiene un faro. Desde ahí se pueden ver los faros de Fisterra y las islas Cíes. El otro punto de interés es el mirador de Valle Inclán, entre Ribeira y a Pobra do Caramiñal. Este era el lugar preferido del escritor y con razón, ya que tiene unas vistas privilegiadas de la ría de Arousa e incluso de las islas Ons y Cíes.

Capítulo 6

Ría de Muros y Noya

Continuamos en nuestro recorrido hacia el norte, centrándonos ahora en la Ría de Muros y Noia. Esta ría, a diferencia de las anteriores, es quizás menos llamativa pero, aún así, merece la pena visitarla. Primero hablaremos de la historia de la ría, donde está y sus características, luego destacaremos algunas de sus villas más importantes y, para finalizar, mencionaremos la isla más grande y una zona natural que es una visita indispensable. Si te he creado algo de intriga quédate a conocer la Ría de Muros y Noia.

Historia

La ría de Muros y Noia, también llamada ría da Estrela, está situada entre la ría de Corcubión, al norte, y la de Aorusa, al sur, estando el límite en la península del Barbanza. Tiene una extensión de 400 km cuadrados siendo el río Tambre el que desemboca en esta ría. Esta confluencia del Tambre con el mar es lo que produce un hábitat ideal para algunos moluscos como los bivalbos, las almejas y los berberechos, que son una especialidad en esta zona. Al estar en el centro de la fachada atlántica sus oleajes son suaves a diferencia de los abruptos que se encuentran en la región de a Costa da Morte. Todo esto facilitó el aumento de la importancia de los puertos de esta ría siendo algunos de ellos, como el de Noia, muy importantes en el pasado.

Principales ciudades y pueblos

Muros.

Este destino es sin duda uno de los más interesantes. Al igual que Noia, Muros es un lugar precioso que fue declarado Conjunto Histórico-Artístico. Este gran atractivo, junto con sus preciosas playas, convierten a esta villa es un destino muy visitado por turistas. Te recomiendo que recorras sus calles, empezando por sus plazas más importantes: la plaza de Santa Rosa, en la que hay un precioso cruceiro del s. XVIII y la de la Pescadería Vieja, en la que hay una preciosa fuente y tabernas.

En tu recorrido de callejuelas te encontrarás con soportales típicos de las villas marineras conviviendo con algunas obras arquitectónicas destacables como la Casa Consistorial, la plaza de Abastos, el arco de Don Diego, el santuario de la Virgen del Camino o la colegiata de Santa María. Para aquellos que son amantes de la arqueología, Muros también cuenta con un gran patrimonio como sus grabados rupestres, entre los que destacan a Laxe das Rodas o a Cova de Bruxa. También se conservan restos de castros, como el de Miraflores y de la antigua calzada romana.

Noia.

Esta villa medieval es otro de los imprescindibles junto con Muros. Ambas le dan el nombre a esta ría y con razón, ya que su pasado las convierte en dos villas fabulosas para pasar un día. Noia está en plena desembocadura del río Tambre y, en la Edad Media, era el enclave portuario más importante del Atlántico.

Esta villa destaca por su gran variedad de leyendas que explican, entre otras cosas, el propio nombre de Noia. Se dice que la villa fue fundada por los descendientes del Noé bíblico, aunque obviamente no es comprobable, sí que le aporta un aire misterioso a este precioso lugar. Su casco histórico, construido alrededor de la Iglesia de San Martiño, es considerado Bien de Interés Cultural. En él tenemos que destacar sus pazos urbanos, como el dos Curruchaos, sus casonas viejas y sus hospitales medievales, como el de San Lázaro o el hospital Santo.

También te recomiendo que te des un paseo por sus plazas, como la de o Tapal, en la que está la Iglesia de San Matiño, o la de la Alameda y que recorras sus puentes medievales, el de Traba y el de Nafonso.

Porto do Son.

Esta villa tiene una gran belleza natural y riqueza arqueológica. De esta segunda destaca el Castro de Baroña, el mejor conservado de Galicia, los petroglifos en Braña das Pozas y a Gurita o las mámoas de Montemuíño e Iroite. En cuanto a la naturaleza destacan las Fervenzas de Ribasiera y sus playas, siendo la de as Furnas la mejor.

¿Qué ver en la ría de Muros y Noia?

Como en los anteriores capítulos, este apartado lo destino a las islas y lugares de interés de la ría de Muros y Noia. Empezamos con la isla de a Creba.

La isla de a Creba, está situada en la parroquia de Esteiro, en Muros. Esta, en principio, es privada, ya que los terrenos de la misma fueron comprados por el empresario Emilio Penas Gerpe.

A pesar de ello, se puede visitar la isla, por un sendero circular que recorre sus dos hectáreas en las que podrás disfrutar de las preciosas vistas de la ría y de sus abundantes pinos. Es muy pequeña, así que con una hora ya la tendrías vista toda. En torno a esta isla surgieron muchas leyendas, de moros y princesas, creadas para explicar la construcción de la ermita que había en ella. Esta estaba dedicada a Santa María y era custodiada por un ermitaño. Esta ermita existió desde la Edad Media aunque actualmente, por desgracia, no se conserva nada de ella.

El monte y la laguna del Louro son el otro gran lugar que no te puedes perder en esta ría. Este está situado a la entrada de la ría, y tiene una altura de 241 m. A sus pies, rodeado de arena de la playa de Área Maior, está la laguna de As Xarfas, un ecosistema dunar muy rico en fauna y flora. Cerca de este espacio natural privilegiado está la playa de Ancoradoiro, cuya peculiaridad es que la rodean pinares y tiene un faro. Este monte también es un Punto de Interés Geológico y toda la zona está considerada como Zona de Especial Conservación por su diversidad.

Capítulo 7

Ría de Corcubión

En este capítulo llegamos al punto que está más al norte de las Rías Baixas, el que tiene la fama de ser «el fin del mundo». Esta costa es más escarpada pero también es hermosa y tiene muchos lugares interesantes para visitar. Como en los anteriores capítulos, primero hablaremos un poco de la ría y conoceremos su historia. Después haremos un recorrido por los pueblos más bonitos de esta ría, que desbordan de belleza natural e histórica. Para terminar hablaremos de las islas que hay en esta ría y un lugar con una belleza natural y mágica que no te querrás perder. ¡Ven a disfrutar de la ría de Corcubión!.

Historia

La ría de Corcubión, que tiene forma de arco abierto, es una ensenada que se abre desde el cabo Fisterra, que la cierra al mar, hasta los arenales de las playas de Carnota al sur. Es una costa muy abrupta y tiene roquedos que varían dependiendo de la zona. Por ejemplo, en el Monte Pindo hay formas labradas en el granito, sin embargo, a unos kilómetros, esas rocas se escalonan y convierten en salientes rocosos, como picos.

La zona más alta de esta ría es a Moa, que tiene más de 600 metros de altitud y desde la que se pueden tener unas vistas envidiables de la ría. El río que desemboca en esta ría, en forma de cascada, es el Xallas. Hacia el cabo Fisterra el granito y las formas cambian y, si sigues hacia el sur, verás como la roca se deshizo y dio paso al arenal más extenso de Galicia, el de Carnota. Buena parte de esta ría está llena de leyendas y mitos, en parte creados por las condiciones de la costa abrupta que la hacen susceptible a naufragios y en parte por ser «el fin del mundo».

Principales ciudades y pueblos

Fisterra.

Esta preciosa villa marinera es bien conocida por haber sido denominada, por los romanos, como «el fin del mundo», nombre que aún conserva actualmente. Y es que su cabo, en donde se encuentra el Faro, parece realmente el fin del mundo. Sin duda alguna, tu primera visita indispensable aquí es el faro. Este es muy importante ya que la escarpada costa de esta zona es muy peligrosa para los barcos. Además, es uno de los faros más importantes de Europa.

Se puede llegar hasta él andando, como lo hacen muchos peregrinos a través del camino que va de Santiago de Compostela a Fisterra, o también se puede llegar en coche. Las vistas del mar desde ahí son espectaculares y si incluyes un recorrido en barco para ver la puesta del sol desde el mar tendrás completa una experiencia inolvidable. Una vez hayas disfrutado del faro, te recomiendo que te des un paseo por el pueblo, empezando por el puerto.

En este encontrarás varios bares y restaurantes en donde podrás disfrutar de la comida local y, los viernes, también hay un mercadillo. Como último recorre las callejuelas del pueblo y disfruta de sus coloridas casas y de ese encanto que tienen los pueblos marineros.

Carnota.

Este pequeño pueblo pesquero tiene una gran riqueza natural y paisajística. Los que más abunda aquí son los hórreos y, además, se encuentran los más grandes de Galicia. Estos son los hórreos de Lira y de Carnota, que datan del s. XVIII y tienen más de 30 metros de longitud. Dentro del patrimonio que puedes visitar hay varias iglesias, como la de San Mamede, petroglifos, como el de Pedra Escrita y lugares de interés como la cascada de Pedrafigueira y el monte Torre dos Mouros, en donde se pueden ver los restos de una antigua muralla y una calzada. Tiene muchas playas paradisíacas, como la playa de Carnota que, con sus 7 km de extensión, es la más larga de Galicia.

Corcubión.

Este precioso pueblo, que le da el nombre a esta ría, es una visita obligatoria. Tiene un aspecto muy cuidado y, a pesar de haber sido reconstruido en el s. XIX, aún conserva edificios antiguos. Su casco antiguo fue declarado conjunto histórico-artístico, y es que este pueblo tienes mucha historia. Su parte más antigua está más lejos de la costa aunque, a partir del s. XII, ya se movió al lugar en el que se encuentra actualmente. Caminando por sus calles puedes ver un cruceiro, del s. XVIII, y la capilla de San Antonio, del s. XVII.

En esta villa se conservan las casas típicas de marineros, señoriales y las de indianos entre las que destacan: casa Miñones, s.XIX, o el pazo de los Condes de Altamira, s. XV. Otras construcciones destacadas son el castillo del Cardenal, s. XVIII y la iglesia de San Marcos, s. XIV.

Cee.

Otro pequeño pueblo marinero con encanto en esta preciosa ría. Se puede visitar la iglesia de Santa María de Xunqueira, s. XV, que aún conserva su cabecera gótica. Caminando por sus callejuelas encontrarás la plaza de la Constitución en donde está el museo-fundación Fernando Blanco, dedicado al material científico y didáctico del antiguo instituto.

Más adelante tienes el paseo de la Alameda, en el que podrás disfrutar de edificios del s. XIX como la casa Mayán. En la parte más antigua te encontrarás con casas señoriales como el pazo de Cotón.

¿Qué ver en la ría de Corcubión?

Como en los anteriores capítulos, aquí hablaremos de las islas, que siempre hay alguna que merece la pena mencionar. En este caso son un conjunto de pequeñas islas. ¡Vamos allá!

Islas lobeiras.

Este conjunto de islas están en medio de la ría de Corcubión, frente a la costa de Carnota, las dos de mayor tamaño con Lobeira grande y Lobeira chica. Estas islas, de menos de un kilómetro cuadrado, albergan un faro que tiene más de un siglo de antigüedad. Este está automatizado ahora, pero antes tenía que ser vigilado por un torrero, que vivía ahí todo el año. Estas islas son rocosas y tienen una superficie de granito. Esto, unido a su pequeño tamaño, hace imposible que se pueda usar para otra cosa que no sea albergar el faro. Pero no está deshabitada, ya que los cormoranes la utilizan para hacer sus nidos.

El nombre de estas islas viene de los lobos marinos, ya que se creía que la habitaban en otros tiempos. Las tradiciones marineras dicen que ellos esperaban escondidos a que los barcos chocasen contra la isla y algo de razón tenían, ya que estas islas fueron el lugar de varios naufragios.

Además de las islas Lobeiras, quiero destacar un lugar que sobresale por su belleza natural. Si haces un recorrido por esta ría no puedes perdértelo.

Monte Pindo y mirador de Ézaro.

El monte Pindo es un apéndice montañoso que tiene rocas con formas redondeadas y zoomórficas que dan al mar. Es un lugar que se considera mítico, ya que se han desarrollado en torno a él muchas leyendas sobre los pobladores que tuvo y sus propiedades mágicas. Hay quien lo denomina el «Olimpo Celta», ya que fue un monte sagrado para esta civilización e incluso se llegaron a celebrar sacrificios.

A los pies de este monte se encuentra la Fervenza de Ézaro, que también se conoce como la cascada del río Xallas. Este es el único de Europa que desemboca en forma de cascada. Hay tres embalses que retienen el agua del río antes de llegar a ser cascada, el de Fervenza, el de Castrelo y el de Santa Uxía.

Esta zona tiene una gran belleza natural y una flora y fauna abundante. Aquí hay que destacar las Pías o Caldeiras, que son cavidades naturales construidas por el río.

La cascada del Xallas puede verse todo el año y, muy cerca de esta, se encuentra el mirador de Ézaro, desde el que se tienen unas vistas privilegiadas de la ría, las islas Lobeiras y el cabo Fisterra.

Capítulo 8

Ría de Aldán

Este es el capítulo dedicado a la última ría de la que no he hablado, la de Aldán. Quizás la disposición parezca extraña ya que las hemos visto de sur a norte, pero es que esta ría es especial y diferente. Como en todos los capítulos dedicados a las rías, aquí empezaremos también por hablar un poco de su historia, qué la hace diferente a sus vecinas, las rías de Vigo y Pontevedra. También hablaremos de sus villas, de los lugares de mayor interés, tanto por su naturaleza como por su historia y de las mejores playas de esta ría. ¡Quédate a conocer la ría de Aldán!.

Historia

La ría de Aldán es una de las grandes desconocidas. Esta pequeña ría es transversal a las demás y está situada entre las rías de Vigo y Pontevedra, en la península del Morrazo. Para llegar hasta ella hay que ir a través de Cangas del Morrazo. Esta no es una ría en el sentido estricto, ya que las erosiones que presenta no fueron creadas por ningún río. Habría que verla más como un entrante profundo en la costa. Como ya comenté antes, está en el extremo de la península y está limitada, en sus extremos sur y norte, por la punta Couso y el cabo Udra. El río que desemboca en el principio de la ría el Orxas, que forma una ensenada que abarca las playas de Aldán y O Hío. El complejo endorreico de esta zona, detrás de la playa de Vilariño, deja ver que antaño hubo unas marismas que ahora fueron sustituidas por un canal.

Esta ría tiene una gran ventaja y es que todavía conserva la fisonomía y el espíritu de las grandes rías que la rodean, ya que hasta ella no llegó el boom inmobiliario. Eso la ha convertido en la zona preferida para disfrutar de las playas, uno de sus grandes atractivos de las que hablaremos más adelante. Además, sus tranquilas aguas hacen de ella un lugar perfecto para practicar piragüismo y deportes de navegación. De esta ría salieron algunos piragüistas olímpicos, como David Cal.

Principales ciudades y pueblos

Aldán

Este precioso pueblito marinero es el que le da el nombre a esta ría. Está a tan solo 10 km de Cangas do Morrazo. Te invito a que des un paseo por el pueblo, lo puedes hacer bordeando el mar, por tramos atravesarás las preciosas playas de esta zona. Una de las curiosidades que podrás ver son los hórreos que están bordeando al mar, como los de Combarro que ya te había mencionado en la ría de Pontevedra. Al ser un pueblo ligado al mar no puedes dejar de visitar su puerto, uno de los lugares más importantes.

Este puerto tiene una actividad constante y mucho movimiento. Desde aquí se ven las bateas de mejillones que puedes disfrutar en el mismo muelle. Saliendo desde el puerto puedes hacer un recorrido que rodea la playa de San Cibrán hasta la desembocadura del río Orxas.

Hío

Este pueblo está en el extremo de la península del Morrazo, siendo la tierra firme que queda más cerca de las islas Cíes. Esta está rodeada completamente por el mar, lo que la convierte en una zona dedicada exclusivamente a la pesca. Aquí están algunos de los enclaves turísticos más visitados como el cabo Home o el monte Facho, de los que te hablaré en el siguiente apartado. Al ser un lugar tan pequeño, te recomiendo que lo recorras dando un paseo. Así podrás ver la iglesia de San Andrés, de estilo románico y uno de los cruceiros más importantes de Galicia. Este es de 1872, obra de José Cerviño García y destaca por su gran calidad artística en la que retrata, por un lado, la pasión de Cristo y, por el otro, el Génesis.

¿Qué ver en la ría de Aldán?

En los capítulos anteriores, en esta parte solía hablar de islas y lugares de interés. Pero con esta ría, que es diferente a las demás, hay que hacer una excepción. Aquí te contaré cuáles son los lugares de interés y las mejores playas. Quizás esta ría no sea tan llamativa como sus vecinas, pero sin duda tiene un encanto especial que merece la pena conocer.

Empezaremos con uno de los cabos más llamativos, el Cabo Home. Este está en Donón, o Hío, en la parte más occidental de la península del Morrazo. Aquí también se encuentra la playa de Melide, cuyo atractivo es el pinar que la rodea. Desde este cabo comienza una zona abrupta en la costa que se conoce como Costa da Vela. Aquí es donde está el famoso mirador de la Caracola, que es una escultura metálica desde la que podrás tener unas vistas espectaculares del mar. Si sigues caminando por el cabo y llegas a la punta de este encontrarás el faro. Fue construido en 1873 y es uno de los más altos de Galicia.

Muy cerca del cabo Home está el monte Facho. En la parte más alta conserva un poblado castrexo y el santuario del dios Berobreo. Se cree que este poblado puede haber sido ocupado antes de la época castrexa, en torno al s. X-VII aC. Puedes llegar hasta él siguiendo una ruta de senderismo, con la que además disfrutarás de unas vistas envidiables, que son incluso mejores que las del mirador de la Caracola. Además de estos restos, también se encontraron trozos de una calzada romana, estelas (que se pueden ver en los museos de Pontevedra y Vigo), petroglifos e, incluso, una garita militar del s. XVIII.

Ahora le toca el turno al cabo Udra. Este está en Bueu, en un espacio natural que está frente a las islas de Ons. Por su valor natural fue declarado Zona Especial de Conservación. Lo que te ofrece este cabo es una paisaje costero de acantilados y peñascos. En lo más alto conserva restos de un castro y lo bordean muchas calas y playas que no te debes perder.

Punta de Couso es otro imprescindible de esta ría. Esta, junto con el cabo Udra, son las que delimitan la ría de Aldán. Está en Hío y en su paisaje también predominan los acantilados. En su extremo tiene un faro, un lugar perfecto para ver el atardecer.

Las playas

Para terminar, te hablaré las mejores playas que vas a encontrar en esta ría, divididas por su ubicación. Las playas más occidentales están en la parroquia de Hío y destacan: Areabrava, la más extensa; la de Castiñeiras, con mucho encanto gracias a su entorno salvaje; la de San Xián, con arenas finas y de aguas tranquilas; la de Arneles, perfecta para la vela y la navegación y la playa de Vilariño, un gran arenal con forma de C. Las playas del lado oriental son las más turísticas, ya que tienen muchos servicios.

Destacan: la de Aldán, que es un gran arenal; la de Sestadelo, cuyas aguas cristalinas la hacen idónea para actividades subacuáticas; la de Areacova, rodeada de un pinar; la de Menduiña, con bandera azul y todos los servicios y la de Area de Bon, que tiene vistas a las Ons.

Conclusión

En definitiva, aquí tienes una guía, bastante completa, sobre las rías, con especial énfasis las Rías Baixas. Hemos visto lo que son, cuáles hay y también profundizamos en las rías que componen las Rías Baixas. Espero que te haya gustado el artículo y que hayas aprendido mucho sobre la costa gallega. También te quiero agradecer que hayas llegado hasta aquí. Tanto si has estado en Galicia como si no, espero que el recorrido que hemos hecho te haya ayudado a conocer mejor esta parte de la costa gallega.

Galicia es una tierra mágica y llena de lugares increíbles, es el lugar perfecto para descansar, hacer turismo aventura o cultural. Además, tienes que saber que lo que yo te cuento es solo una parte de las rías, pero hay mucho más esperando ser visitado.

Ahora te toca hablar a ti, cuéntame en los comentarios los lugares que has visitado en Galicia, los que ya tenías en tu lista de deseos y los que has incorporado ahora que has leído este artículo. También te animo a dejarme tus dudas sobre la información que leíste, sugerencias de lugares que te interesen o de nuevos descubrimientos que se conviertan en futuros viajes.