Santa Tegra Pontevedra - Castro

El turismo en Galicia

En este artículo te voy a acercar a una de las comunidades autónomas más hermosas de España: Galicia. A lo largo del texto podrás conocer algunos datos sobre dónde está, los momentos más importantes de su historia, cómo es su bandera, su geografía y el valor de su lengua. También te daré unos tips y consejos sobre cómo llegar a Galicia y cuál es la mejor época para venir.

Podrás empezar a planear tu viaje conociendo los lugares más interesantes como sus playas, islas, montes, ciudades o pueblos y, con la guía sobre diferentes tipos de hospedaje, podrás decidir qué tipo de viaje quieres hacer.

Ahondaremos un poco en su rica gastronomía y te enseñaré cuáles son las fiestas más importantes. Terminaremos hablando del concepto de Galicia Calidade y el porqué es tan importante. Si quieres conocer todo esto no te pierdas este artículo. ¡Abróchate el cinturón que empezamos!

Capítulo 1

Galicia

Este capítulo es una introducción a Galicia, aquí te contaré la información más básica como dónde está y qué es. Aprenderás un poco de su geografía, historia, lengua y del significado de su bandera. ¡Ven conmigo a conocer Galicia!

¿Qué es y dónde está Galicia?

Antes de empezar a hablar de Galicia necesitas saber qué es y dónde está, así que te haré una breve introducción para ponerte en contexto.

Galicia es una de las 17 comunidades autónomas de España y está situada en el noroeste de la Península Ibérica, encima de Portugal. Parte de su costa da al océano atlántico, por el oeste, y al mar Cantábrico, por el norte. Tiene cuatro provincias, siendo su ciudad más poblada Coruña. Su capital es Santiago de Compostela, una ciudad muy conocida por los peregrinos, ya que es el lugar en el están los restos del apóstol Santiago el mayor. Es una de las denominadas Comunidades Históricas porque tiene una lengua propia, el gallego, que es la lengua cooficial de Galicia junto con el castellano. Esta denominación la comparte con País Vasco y Cataluña.

Es una región con una rica flora y fauna, cuyo gran atractivo son los productos de mar, especialmente el pulpo. Su clima se caracteriza por ser muy lluvioso, lo que le aporta parte de su encanto. Cuenta con una gran variedad de islas y archipiélagos, siendo varias de ellas consideradas patrimonio natural. Además, tiene muchos espacios naturales protegidos. Galicia tiene más de 2,7 millones de habitantes que se distribuyen, en su mayoría, en la franja costera, que es donde se encuentran las ciudades y núcleos urbanos de mayor tamaño. 

Breve historia de Galicia

En este apartado haremos un recorrido por la historia de Galicia. Intentaré hacer un breve acercamiento, destacando los acontecimientos más importantes para entender su evolución.

Galicia tiene registros de población desde la Prehistoria (4000 aC), en la Edad del Hierro. Esto se sabe gracias a los restos arqueológicos que se conservan, como los megalitos y los petroglifos. A partir de la Edad del Bronce, surge la Cultura Castrexa, s. I aC, que conserva rasgos de los pueblos celtas que llegaron a la zona. Esta se caracteriza por sus edificaciones redondas con tejados en pico, que todavía se conservan en Galicia, siendo el castro más famoso el de Santa Tecla, en A Guarda.

En el año 19 aC los romanos conquistaron toda la península. Esta región, llamada ahora Gallaecia, abarcaría todo el territorio de la actual Galicia, parte de Castilla y León, el norte de Portugal, Cantabria y Asturias. A partir de este momento los castros se convierten en villas y empieza un periodo de romanización de la población. La situación continuó hasta la caída del Imperio Romano, en el año 476, a manos de los pueblos germánicos. En este momento llegan los suevos a Galicia, gobernándola durante unos años hasta que los visigodos los absorben y se hacen con el poder de casi toda la península. Galicia tendrá ahora un dux propio, emparentado con el rey, y se convertirá en un espacio bien definido.

En el año 711 empieza la conquista musulmana, que llega hasta Tui, en el sur, quedando libre el norte de Galicia y parte de Asturias. En el año 910 se crea el Reino de Galicia, con Ordoño I como rey, pasando a ser, a partir del año 1109, parte del de León bajo Alfonso VI. El reino experimentó su mayor apogeo religioso, político y artístico en los ss. XI y XII.

Los siguientes siglos son de decadencia, conflictos y alianzas que terminan cuando se incorporan, tanto el reino de Galicia como el de León, al reino de Castilla, en el s. XIV, bajo el poder de los Trastámara (casa real a la que pertenecían los Reyes Católicos). En los siguientes años se produce uno de los movimientos más importantes, el levantamiento Irmandiño, una revolución popular que contó con el apoyo de algunos nobles y que arrasó con gran parte de las fortalezas nobiliarias en el s. XV.

Con la llegada de los Reyes Católicos se unificaron los reinos peninsulares, sin perder su capacidad de decisión. La situación se mantuvo hasta la desaparición del reino, en el año 1833, teniendo este una participación activa en la lucha contra la invasión francesa, 1809, en una de sus batallas más famosas, la de Ponte Sampaio. A partir de este momento, Galicia pasa a ser una provincia más.

El siglo XIX en España fue muy convulso, con muchos cambios políticos que desestabilizaron la economía. A estos se sumaron conflictos externos, como la pérdida de las colonias. Todo esto provocó que hubiera un aumento de la emigración en Galicia motivado por el aislamiento y la escasa industrialización, que se mantuvo en la primera mitad del siglo siguiente. Durante la segunda república, en 1936, se había aceptado el plebiscito del estatuto de autonomía que no llegaría a ver la luz por la Guerra Civil y la Dictadura. A partir de 1975, con la muerte de Franco, se recupera la democracia y el estatuto, reconociendo a Galicia como comunidad histórica.

Las provincias de Galicia

Ahora toca conocer un poco más de la geografía gallega, en concreto las provincias. Como ya mencioné anteriormente, Galicia tiene 4 provincias y, aunque una de ellas destaca sobre las demás, todas tienen mucho que ofrecer.

A Coruña

La provincia de Coruña está al noroeste, en la costa, y quizás sea la más famosa porque en ella se encuentran la ciudad de Santiago de Compostela y Fisterra, el llamado fin del mundo por los romanos. Esta provincia es la única que tiene costa atlántica y cantábrica, además de tener una de las ciudades más pobladas de la comunidad, A Coruña.

Pontevedra

La provincia de Pontevedra está también en la costa pero al sur, es donde se encuentran las famosas Rías Baixas, las islas Cíes y Vigo, la ciudad con la decoración navideña que hace la competencia a Nueva York. Las aguas del mar en esta zona son más cálidas y la temperatura es más moderada, sobre todo si te acercas más al sur.

Ourense

La provincia de Ourense queda al sur en el interior, es la única que no tiene acceso al mar pero cuenta con una inmensidad de balnearios, ya que tiene muchas zonas con agua termal, y tiene uno de los lugares más espectaculares de Galicia, la Ribeira Sacra, perfecto para degustar un gran vino.

Lugo

La última provincia, aunque no menos importante, es la de Lugo. Esta provincia está al norte y sus costas dan al mar Cantábrico. Uno de los grandes atractivos de aquí es la famosa playa de las Catedrales, que tiene unas formaciones rocosas únicas. Además está la ciudad romana por excelencia, Lugo, y comparte parte de la Ribeira Sacra con Ourense. No es la provincia más llamativa pero tiene mucho que ofrecer para aquellos que buscan algo diferente.

Mapa de Galicia

Vamos a ver ahora que nos muestra el mapa, cuáles son las características geográficas de Galicia, ciudades más grandes y lugares interesantes.

En el mapa podemos ver la división provincial y como Galicia es, en buena parte, todo costa. Sus costas son muy llamativas, ya que en ellas se encuentra un fenómeno geográfico poco frecuente, las rías. Además, se puede ver que hay varios archipiélagos e islas que forman parte del territorio y que son uno de los grandes atractivos turísticos de Galicia. También se puede apreciar que tiene varios ríos, siendo el Miño el más destacado.

Algo que es muy significativo es que las provincias que están en la costa atlántica son las más pobladas, ya que es donde están las ciudades más grandes como Vigo, Coruña, Pontevedra, Ferrol o Santiago y donde se acumula el mayor número de núcleos urbanos. La costa norte está menos poblada que su vecina, pero aún así se puede apreciar que tiene más villas y ciudades que las zonas del interior de Galicia. Otro aspecto que destaca en el mapa es la gran cantidad de espacios naturales que hay. Los de mayor tamaño están en los límites sur y este y los comparte con Portugal y Castilla y León. 

La bandera de Galicia

La bandera de una nación es lo más representativo de esta, lo que primero se recuerda. La elección de colores y elementos no es casual, corresponde con el carácter de lo que quiere representar.

La bandera actual de Galicia se representa con una franja azul cielo sobre un fondo blanco. Esta nació en el siglo XIX, inspirada en la bandera de la Comandancia Naval de Coruña. Se empezó a usar esta porque los emigrantes, al verla ondeando en la comandancia, pensaban que era la de Galicia y una vez llegaban a sus destinos, la comenzaron a utilizar como la bandera gallega. La bandera tenía, en origen, una cruz en diagonal azul sobre un fondo blanco, la llamada Cruz de San Andrés. En el año 1891, esta fue cambiada para diferenciarla de la que tenía la Marina Imperial Rusa, dejándola como está en la actualidad. 

El escudo

Ya hemos visto cómo es la bandera pero nos queda la parte más importante, el escudo. Estos suelen tener una gran simbología y representan los fundamentos de la nación que representan.

En el escudo de Galicia se pueden apreciar varios elementos. El que más destaca, en posición central, es el Santo Grial, el símbolo que históricamente representa a Galicia como una institución política, apareciendo por primera vez en el s. XIII. Este está dentro de un escudo con el fondo azul, que es la versión más moderna adoptada por la Real Academia Galega en 1972. A su alrededor hay 7 cruces que coinciden con las antiguas 7 provincias. Y el escudo lo remata, en su parte superior, una corona real forrada de rojo y con joyas preciosas que representa a la monarquía.

El idioma gallego

La lengua gallega es uno de los idiomas oficiales de España y el de Galicia. El gallego forma parte de la trayectoria de esta comunidad, de su historia, siendo un signo de identidad del pueblo gallego.

La lengua gallega, galego, es un idioma que pertenece al grupo de las lenguas romances, como el castellano o el catalán. Deriva del latín traído por los soldados romanos y es a partir del s. IX cuando, la lengua hablada, se diferencia del latín lo suficiente para que se considere como otro idioma. El documento más antiguo data del s. XII y es una cantiga satírica.

La característica más destacada es que el gallego y el portugués evolucionaron en un mismo tronco lingüístico hasta el s. XIV, conociéndose como lengua galego-portuguesa. Llegó a ser la lengua usada para la poesía lírica en toda la península. A finales del medievo, coincidiendo con un periodo sociopolítico adverso, y hasta el s. XVIII el gallego entró en un periodo de decadencia y desuso, es la época de los Séculos Escuros (Siglos Oscuros). A partir del s. XVIII se empezaron a alzar voces en favor de la lengua y en el s. XIX tiene lugar el Rexurdimento, un movimiento de renovación cultural cuya primera obra, escrita íntegramente en gallego, fue «Cantares Gallegos» un poemario de Rosalía de Castro, una de las mayores representantes de esta literatura.

El s. XX, a pesar de los acontecimientos históricos, significó el afianzamiento y florecimiento del gallego, además de su consolidación como lengua histórica, literaria y cultural, de la mano de destacados literatos como Castelao, Otero Pedrayo o Manuel Rivas. La lengua gallega forma parte esencial de la identidad y cultura de Galicia, ya que de ella se desprende la historia y sabiduría de este pueblo milenario.


Aquí termina este capítulo en el que hemos visto la información básica sobre Galicia. Esto es solamente un acercamiento, unas pinceladas que ampliaremos en los siguientes capítulos. Sigue leyendo para conocer los trucos y la mejor época para visitar este precioso lugar.

Capítulo 2

Viajar a Galicia

Después de esta introducción seguro que te han entrado ganas de venir a visitar Galicia. Y no sabes lo que te espera: mar, montaña, cultura y gastronomía. Será un viaje que no olvidarás y que seguro repites. Antes de emprender esta aventura, te voy a dar algunos consejos e informaciones útiles para que exprimas al máximo tu presupuesto y tiempo. ¡Empecemos!

Cómo llegar a Galicia

Lo primero que tienes que saber es cómo llegar hasta aquí. Hay una gran variedad de medios para poder llegar, sin importar desde donde vengas: avión, tren, autobús, coche o por mar. Ahora veremos cada uno con detenimiento.

La primera opción, por tiempo y comodidad, es el avión. En ocasiones, dependiendo de la aerolínea o de la oferta, también es la opción más barata. Para suerte de todos los viajeros, Galicia cuenta con 3 aeropuertos en Vigo, Santiago de Compostela y Coruña. Estas 3 ciudades están muy bien comunicadas con el resto de la comunidad, de modo que podrías desplazarte a donde quieras sin problemas. El aeropuerto de Lavacolla, en Santiago de Compostela, es el que más opciones de vuelos dispone y en el que compañías low cost, como Ryanair, usan más. El aeropuerto de Peinador es el siguiente en tamaño. Está en la ciudad de Vigo y, recientemente, consiguió vuelos de Ryanair también. Por último está el aeropuerto de Alvedro, en Coruña. Es el más pequeño de todos y los vuelos son menos frecuentes. A los 3 aeropuertos llegan aviones con origen tanto nacional como internacional.

La otra opción es el tren, que tiene paradas y estaciones en buena parte de la geografía gallega. Puedes usarlo para llegar desde otras partes de España o Portugal. En esta misma línea está el autobús, con el que también tienes conexiones con otros puntos de la península.

El coche es una buena elección para aquellos que quieran disponer de un medio de transporte para moverse durante su viaje. Galicia cuenta con buenas carreteras, autovías y autopistas para poder recorrerla. Dependiendo de donde vengas quizás no es la opción más económica, pero sí que es la perfecta para conocer lugares a los que solo podrías acceder con un coche.

Y, por último, te comenté que también se puede llegar por mar. Y es que Galicia tiene dos puertos, el de Vigo y el de Coruña, al que llegan cruceros internacionales. Así que también puedes aprovechar para visitarla.

El tiempo en Galicia

Este apartado es uno de los más importantes porque el clima de Galicia puede ser un inconveniente si no lo conocemos e, incluso, puede llegar a cambiar por completo los planes de un viaje.

Galicia es muy conocida por su lluvia y es que esta comunidad autónoma forma parte de la llamada España húmeda. Tiene las características típicas del clima atlántico, que se suavizan mientras más se acerca a la costa y se endurecen hacia el interior. Las lluvias son muy frecuentes, sobre todo en los meses de otoño e invierno, siendo más escasas en verano. En cuanto a la temperatura, Galicia tiene un clima templado, siendo la temperatura del litoral más alta. Aún así, el termómetro ronda entre los 6-15° en invierno y los 18-25° en verano.

Esta diferencia de grados se nota también si estás más al norte o al sur, siendo las temperaturas mayores mientras más cerca estemos de Portugal, sin importar en qué parte de la comunidad estés, y menores mientras más nos acerquemos a la costa cantábrica.

Si decides venir en invierno, porque quieres disfrutar de la experiencia de la lluvia en Galicia, tienes que tener presente que también hay zonas en las que nieva. Esto es frecuente en los lugares que están a mayor altitud, en la costa no suele pasar. La niebla es otra compañera inseparable del invierno gallego. Hay lugares en los que es muy espesa, sobre todo por la noche y temprano en la mañana. Por suerte, esta se suele disipar en el transcurso del día. Dicho esto, el clima no debería ser un impedimento para venir de visita, solo es algo que tienes que tener en mente para decidir cuál es la mejor época para ti.

Consejos y trucos

Habiendo visto el tiempo y cómo llegar, toca ver algunos trucos y consejos para ayudarte a planear mejor tu viaje y a que este sea un éxito rotundo.

Revisa bien el tiempo antes de venir

Como ya viste en el apartado anterior, en Galicia hay cierta tendencia a la lluvia y tiene un clima frío, así que es muy importante que veas bien la predicción meteorológica y que, ante la duda, lleves encima un paraguas plegable o un chubasquero.

Planea con tiempo para evitar disgustos

Galicia es zona de peregrinación y, en los meses de mejor temperatura, se llena de peregrinos y turistas. Lo mejor es que evites venir en los meses de temporada alta aunque, si son los que mejor te vienen, asegúrate de comprar todo con antelación para no quedarte sin alojamiento o vuelos.

Hay mundo más allá de Santiago de Compostela y Vigo

Quizás si es tu primer viaje querrás ver lo más típico, pero merece la pena moverse fuera de lo turístico y visitar villas o ciudades que no son tan llamativas. Tendrás menos aglomeraciones y tu viaje ganará en calidad.

Mejor oficina de turismo

Y sí, cuando visitamos un lugar nuevo, siempre viene bien tener alguna orientación. La oficina de turismo que hay en la Rúa do Vilar, en Santiago de Compostela, es una de las más recomendadas por los viajeros.


Y aquí termina este capítulo informativo, en el que te he dado algunos datos para que puedas planear bien tu viaje y algunos trucos para que no tengas sorpresas no deseadas. En el siguiente capítulo ya veremos algunos lugares interesantes para visitar, así que quédate para descubrirlos.

Capítulo 3

Qué ver y visitar en Galicia

En este capítulo entramos a fondo en la parte más interesante: qué nos ofrece Galicia. Aquí podrás conocer la costa gallega y sus mejores playas, además de algunos lugares para visitar como las ciudades y pueblos. Haremos un recorrido por las mejores fiestas y te enseñaré donde alojarte. ¡Empieza a planear tu viaje!

Las playas de Galicia

Galicia tiene mucha costa y cuenta con algunas de las mejores playas de España. En este apartado veremos algunas de ellas, ¡ven a descubrir cuáles son!.

La playa de las Catedrales es, quizás, la más famosa de todas. Está en la provincia de Lugo, por lo que da al mar Cantábrico. Su nombre se lo otorgan las impresionantes formaciones rocosas que tiene, cuyos arcos y cuevas solo son visibles en pleamar. A esta se puede acudir únicamente con permiso, pero merece mucho la pena.

La playa de Rodas está en las Cíes y es la más extensa de la isla. Esta preciosa playa tiene forma de media luna, con unas arenas blancas y aguas azul verdosas impresionantes. Es una playa paradisíaca en la costa Atlántica.

La de Menduíña está situada en Cangas do Morrazo, es un pequeño arenal con forma de concha rodeada de zonas rocosas. Su arena es blanca y fina, perfecta para disfrutarla.

La playa de Covas está en el ayuntamiento de Viveiro, en Lugo. Una de sus peculiaridades es que, en su lado occidental, tiene unas rocas sobresalientes conocidas como “Os Castelos”. Otra magnífica playa de arena blanca y aguas azules.

Por último, pero no menos importante, tenemos la playa de Carnota. Esta tiene más de 7 km de longitud y está considerada como la más larga de Galicia. La rodean una zona de marismas y dunas que son el hábitat de varias especies de aves y flora endémica.

La costa gallega y sus encantos

Como ya mencioné anteriormente, Galicia tiene mucha costa y es algo que la caracteriza y la diferencia de otras zonas de España.

Esta mide alrededor de los 1500 km y comprende 3 de las 4 provincias gallegas, teniendo, la de Coruña, costa en su lado occidental y norte. Uno de las grandes distintivos de esta costa son las rías, un fenómeno geológico muy poco común que se caracteriza por la entrada de unos brazos de tierra en el mar. Esto hace que haya unas condiciones específicas que consiguen crear una flora y la fauna endémica muy rica y variada.

Otro de los grandes encantos de la costa son sus acantilados, siendo el de Vixía Herbeira uno de los más altos de España y de Europa. Estos están a lo largo del litoral gallego. Otra elemento a destacar son los preciosos pueblos costeros, que tienen mucho encanto y unas construcciones muy especiales. Por supuesto que no nos olvidamos de las islas, islotes y archipiélagos que cubren toda la costa y que son los preferidos de los visitantes. Y claro, con esa cantidad de kilómetros, Galicia cuenta con cerca de 700 playas, siendo la de Rodas, en las Cíes, una de las mejores del mundo.

Por último quiero mencionar la cascada del Ézaro. Esta no es más que la caída del río Xallas, de más de 40 metros al océano. Es la única desembocadura de río que termina en cascada en el mar en Europa.

Turismo rural en Galicia

El turismo rural en Galicia es una buena opción de hospedaje si vienes a tierras gallegas. En esta se mezcla la comodidad, la naturaleza, el descanso y la aventura creando un viaje inolvidable.

Galicia cuenta con muchas zonas naturales en las que abundan los pequeños pueblos. El turismo rural ha aprovechado esta situación transformando casas y aldeas abandonadas, que están en medio de la naturaleza, en alojamientos encantadores, en los que podrás disfrutar las particularidades de las casas rurales tradicionales gallegas, aunque con todas las comodidades que puedas necesitar.

Este tipo de alojamiento te da esa calidez del hogar, con la ventaja de que te permite disfrutar de un entorno incomparable. Son perfectos para poder hacer actividades al aire libre, como senderismo o deportes acuáticos, e incluso algunos de ellos ya ofertan actividades para los visitantes. No todas las casas están en medio de la nada, algunas están cerca de núcleos urbanos o de villas que también puedes aprovechar para visitar. Son perfectos para poder descansar y relajarse y para probar los productos y la gastronomía local.

Paradores y pazos en Galicia

Galicia tiene una gran red de paradores nacionales, perfectos para un viaje diferente y con encanto. Aquí te hablaré de los mejores que puedes encontrar.

Parador da Costa da Morte. Está situado en Muxía y es un edificio moderno, que tiene unas espectaculares vistas al mar. Está situado en un entorno natural privilegiado, a solo 30 minutos de Fisterra.

Parador de Baiona. En la península de Monterreal en la villa pesquera de Baiona está este castillo reconvertido en parador. Forma parte de la antigua defensa de la ciudad, como la fortaleza.

Parador de Santo Estevo, ubicado en el corazón de la Ribeira Sacra. Este fue un antiguo monasterio, construido entre los ss. XII y XVIII. Constituye uno de los conjuntos arquitectónicos más destacados de Galicia.

Rectoral de Cobres. Es un magnífico pazo situado en la zona de Rande, que tiene unas espectaculares vistas de la ría de Vigo. Es un edificio de 1729 completamente restaurado.

Rutas de senderismo

No hay mejor manera de conocer un sitio que caminar por sus rincones. Y, con todo lo que ofrece Galicia, esta es una de las mejores formas de disfrutarla. Veamos algunas de ellas.

En Galicia encontrarás muchas rutas de senderismo, ya que los que vivimos aquí somos muy aficionados a recorrer los paradisíacos lugares que nos ofrece esta bella comunidad. Aquí vamos a ver unos cuantos senderos que podrías hacer si te animas a venir.

En la ruta da devesa da Rogueira en Folgoso do Courel, Lugo, podrás ver como se mezcla el paisaje de pastos y los bosques autóctonos. Tiene una longitud de más de 13 km y una dificultad media-alta. La de fervenza do Toxa – Mosteiro de Carboeiro está entre Silleda y Vila de Cruces, Pontevedra. Esta espectacular ruta te permitirá ver una cascada, una ermita y el monasterio del s. X que le da el nombre. Tiene un nivel de dificultad medio-bajo y es de 6 km.

Por último el sendero de la Corga da Fecha en Lobios, Ourense, es un trayecto con un gran valor arqueológico, paisajístico y geológico. Solo tiene 3 km de longitud pero tiene un nivel de dificultad alto.

De camping en Galicia

Galicia es el lugar perfecto para hacer camping porque así puedes disfrutar de la naturaleza en su propio entorno. Veamos algunos datos de interés sobre ellos.

En Galicia solamente se puede acampar en los sitios acondicionados para hacerlo, de modo que no está permitida la acampada libre. Dicho esto, hay muchas zonas habilitadas para ello, que suelen estar cerca de enclaves interesantes para todos los turistas como playas, islas o zonas de reserva natural.

No todos están abiertos todo el año, muchos solo abren los meses de verano. Para todos hay que hacer una reserva previa, ya que algunos suelen estar muy solicitados, como los de las islas Cíes. Tienes diferentes opciones para acampar, desde bungalow, tienda de campaña o autocaravana, aunque no todos disponen de las tres.

Turismo gastronómico

Y si lo que te motiva es la gastronomía, en Galicia encontrarás el sitio perfecto para disfrutar de ella. Tanto si eres de productos del mar, de carnes, verduras o de postres, esta comunidad te ofrece todo lo que puedas desear.

La gastronomía gallega tiene mucha fama y con razón, ya que los productos que se pueden conseguir aquí son espectaculares. Y tan arraigada está la buena comida con las tradiciones que hay un sinfín de fiestas que se dedican solo a disfrutar de algunos de sus platos como la fiesta de la sardina, en Pontecaldelas, la del cocido, en Lalín, la de los quesos, en Arzúa o la del pulpo en Carballiño.

Y es que Galicia tiene un gran número de platos que son las delicias de todos los visitantes aunque, sin dudas, los que más destacan son los productos del mar. El pescado, marisco y el pulpo son los grandes favoritos, siendo los principales ingredientes de platos tan típicos como la empanada o el pulpo a la gallega. Las carnes tampoco se quedan atrás, ya que estos productos también tienen un calidad y sabor sabor inigualable.

Pero, además, Galicia tiene unos productos lácteos de excelente calidad entre los que destaca el famoso queso de tetilla. Este es un queso popular que se hace en todos los rincones de la comunidad aunque el de Arzúa es el preferido, por su delicioso sabor y cremosidad.

El vino es otro de los grandísimos atractivos, habiendo grandes cosechas de uvas, como el albariño. Y hasta lo más sencillo, como el pan, tiene aquí su máxima expresión. Hay una gran variedad, con diferentes tipos de harina; trigo, maíz o centeno; cada uno mejor que el anterior. Entre ellos destaca el pan de Cea, uno de los mejores.

Las grandes ciudades

Aquí te hablaré un poco de las grandes ciudades de la comunidad. No son muchas y solo 2 de ellas destacan sobre las demás en población. A pesar de sus diferencias son muy buenas elecciones para visitar.

Galicia tiene 6 grandes ciudades, algunas son cabeza de provincia y todas tienen sus particularidades. Cada una ofrece algo distinto, ciudades como Vigo o Coruña ofrecen unas vistas privilegiadas del mar, ya que están en la costa, y mucho movimiento, ya que son las más grandes de la comunidad autónoma.

Ciudades como Ourense o Lugo, que pueden quedar un poco en la sombra, tienen mucho encanto. Lugo tiene una gran cantidad de patrimonio de origen romano, lo que la convierte en la ciudad romana de Galicia. Y Ourense, además de su patrimonio artístico, cuenta con unas fantásticas termas, públicas y privadas, que no te querrás perder.

En el caso de Pontevedra encontrarás una ciudad con monumentos impresionantes, como la Basílica de Santa María o la casa en la que vivió Valle Inclán. Por último Santiago de Compostela, la ciudad del apóstol que tiene un rico patrimonio barroco.

Los montes de Galicia

Galicia tiene muchas zonas de montaña en el interior, con un paisaje que contrasta con lo que se ve en la zona del litoral. Ahora veremos algunos de los montes más importantes.

Pena Trevinca es el monte más alto de Galicia que está en un espacio natural protegido de más de 25.000 hectáreas. Está ubicada al este de la provincia de Ourense y no ha habido casi intervención humana en ella. Os Ancares está en el límite de 3 comunidades: Galicia, Asturias y Castilla y León. Este sistema montañoso fue declarado como Reserva de la Biosfera, por la UNESCO. Su punto más alto es el pico de Mustallar, situado en la provincia de Lugo.

La montaña Formigueiros en o Courel está en el sureste de la provincia de Lugo. Es un espacio de espectacular belleza natural, tanto vegetal como animal. La Serra de San Mamede, también en la provincia de Ourense, tiene en lo alto una pequeña capilla. Aquí podrás ver distintos animales como ciervos, jabalíes o lobos.

Pueblos con encanto

Y si con las ciudades te decía que había pocas, con los pueblos pasa lo contrario. Hay muchos repartidos por toda la comunidad, ya que hay un gran número de población que vive en zonas rurales.

Galicia cuenta con un sinnúmero de zonas rurales en las que se encuentran joyas ocultas, como los pequeños pueblos. Son muchos los interesantes e, incluso, podrías elegir entre visitar pueblos pesqueros, en la costa, o pueblos del interior, en los que podrías disfrutar de las zonas de montaña o de las riberas del río, como el Miño.

Sin duda, uno de mis favoritos es Combarro. Es un pequeño pueblo pesquero que está muy cerca de la ciudad de Pontevedra. Tiene una arquitectura típica de este tipo de aldeas, con las casas rurales con balcones. Su particularidad, y por lo que es bien conocida, es por su gran variedad y abundancia de cruceiros y de hórreos (lugares donde se almacena alimento o aperos de labranza y pesca.

Las islas

Galicia tiene muchas islas e islotes repartidos por toda su costa. Aunque algunas son tan pequeñas que solo pueden verse desde un barco, porque no tienen donde parar, otras son las delicias de los visitantes.

Aquí hay tres grandes archipiélagos, siendo más famosos el de las Islas Cíes y el de las Ons. Ambos forman parte del Parque Natural das illas Atlánticas y son dos islas perfectas tanto para pasar el día en la playa, ya que sus playas son reconocidas internacionalmente, como para hacer rutas de senderismo y descubrir sus tesoros, como los faros o los restos arqueológicos.

El otro archipiélago es el de la isla de Arousa y es el único municipio insular de Galicia, unida al continente por un puente. Tiene mucho patrimonio histórico y unas playas hermosas. La isla de a Toxa es otra de las grandes favoritas, tiene esa iglesia recubierta de conchas y el hotel balneario, que hace las delicias de cualquier viajero. Otra isla, que quizás tiene menos fama pero es muy interesante, es la isla de San Simón. Su gran atractivo es que fue un hospital y una prisión y todavía se conservan los restos de estos sitios, que se pueden visitar con un guía.

Otra poco conocida es la de Sálvora. Aquí puedes hacer rutas turísticas para descubrir los encantos de la isla, como la antigua aldea o el faro. Por último hablaremos de la isla de Tambo, que, a pesar de su pequeño tamaño tiene un monte en el centro, un faro y dos playas.

Los faros

Son incontables el número de faros que hay en Galicia, imprescindibles para que los barcos encuentren las costas con seguridad. Algunos son tan bonitos que incluso hay rutas para visitarlos. Veamos cuáles son los mejores faros de Galicia.

Como ya mencioné hay muchos faros aunque aquí nos centraremos en los más impresionantes. El primero de ellos es el de Fisterra, desde el que se pueden contemplar el mar en todo su esplendor y que está rodeado de una belleza agreste. El faro de Cabo Home, en la provincia de Pontevedra, destaca por dos cosas: su altura y su color blanco y azul que lo hace destacar en el paisaje. Rodeado de piedras de granito en Coruña se encuentra el faro Roncudo, construido en 1920.

En Cabo Vilán está el de Punta da Barca. Este está muy cerca del Santuario de la Virgen de la Barca y es el lugar perfecto para ver un amanecer. La torre de Hércules, en la ciudad de Coruña, es una mezcla de faro y torre. Fue construida en el s. I y es el faro más antiguo que sigue en funcionamiento.

En las islas Cíes está el faro da Porta, al que se puede acceder haciendo una de las rutas turísticas de la isla. En el de Isla Pancha, en Lugo, podrás alojarte y pasar ahí la noche. Fue construido en el s. XIX y sigue funcionando como faro.

Nieve en Galicia

Y sí, en Galicia también nieva. Y es que no es todo costa, Galicia tiene un interior montañoso espectacular, con pueblos que ven nevar varias veces en invierno.

Por supuesto, en la costa no suele nevar, pero el interior de Galicia y las zonas más altas suelen tener la suerte de disfrutar de la nieve, por los menos unos días al año, en los momentos más fríos del invierno, de enero a marzo.

Si lo que quieres es disfrutar de la nieve para esquiar, también estás de suerte porque hay una estación de montaña, la de Cabeza de Manzaneda. Está en la provincia de Ourense, a caballo entre los ayuntamientos de Manzaneda y Pobra de Trives. Cuenta con hoteles en pueblos cercanos a la estación.

Las fiestas más importantes en Galicia

Galicia cuenta con un sinfín de fiestas populares, religiosas, romerías e históricas que, si bien las hay todo el año, tienden a aumentar en verano, momento en el que todos los pueblos celebran a sus patrones. Las siguientes que te muestro son las más destacadas.

El Carnaval o Entroido, es muy importante en Galicia, sobre todo en la provincia de Ourense, en la que se encuentran los más vistosos y antiguos. Laza, Verín y Xinzo de Limia son las villas en las que están los mejores. El primero es el más tradicional de los 3, es el que tiene menos influencias modernas. En todos hay personajes con máscaras, el Peliqueiro, la Pantalla o el Cigarrón, que representan un papel principal en el desarrollo de las fiestas.

Os Maios es otro festejo que no hay que perderse. Se celebra el primer fin de semana de mayo en la ciudad de Ourense, es una representación de la naturaleza a través de unas construcciones, en forma piramidal, que se cubren de musgo. Todo esto va acompañado de música y diversión.

En la fiesta del Corpus Christi se elaboran unas magníficas alfombras florales, hechas por los fieles y que son un espectáculo de color y de belleza. Se suelen celebrar en el mes de junio, el día del Corpus, en Ponteareas.

La fiesta de la Historia es de inspiración medieval y se celebra en Ribadavia el último sábado de agosto. Esta fiesta está declarada de Interés Turístico Nacional y con razón, ya que, durante esos días, la preciosa villa de Ribadavia se llena de tiendas, puestos de comida y actividades que te adentran en la edad media.

Fiesta de Santiago Apóstol o el día de Galicia. Este es el patrón de la ciudad de Santiago y la fiesta celebra a toda la comunidad. Los días principales son el 24 y el 25 de julio, en los que, la noche del 24, hay un espectáculo de fuegos artificiales impresionante. Es una de las fiestas más importantes.


En este capítulo has podido ver todas las virtudes de Galicia: playas, fiestas, gastronomía, lugares para conocer, rutas para explorar y sitios para alojarse. En el siguiente capítulo hablaremos sobre qué es Galicia Calidade así que, ¡no te lo pierdas!

Capítulo 4

Galicia Calidade

Galicia Calidade es una expresión que quizás te resulte familiar porque se suele usar, con mucha frecuencia, para hablar de la belleza y de todas las virtudes de Galicia. Pero esta tiene un origen mucho más específico, ya que fue creada para realzar la calidad de lo que produce Galicia, con el objetivo de promocionarlo tanto dentro como fuera de la comunidad. Vamos a meternos de lleno en qué es Galicia Calidade.

¿Qué es Galicia Calidade?

Galicia Calidade es una marca que creó la Xunta de Galicia, en el año 1995, como una forma de certificar la garantía de los productos que tienen su origen, elaboración o diseño en esta comunidad. Esta marca es un sello de excelencia para los productos y servicios que la portan.

Todos los productos y servicios que la consiguen cumplen una serie de requisitos que se estipulan en la normativa interna. Además, estos han de ser certificados por auditorías propias que hacen diferentes controles (calidad, procedencia y diseño) para garantizar su excelencia a los consumidores y usuarios. Una vez lo consiguen obtienen el característico logotipo que los acredita fuera de Galicia.

Esta marca, a su vez, se ha convertido no solo en la representante del origen, talento y creatividad de la producción gallega, sino también de la certificación de calidad de unos productos que destacan en los mercados más competitivos a nivel internacional, lo que ha hecho aumentar su valor añadido.

Galicia Calidade nació, en principio, como un sello alimentario que se acabó convirtiendo en multisectorial y que, actualmente, certifica una gama de productos muy amplia que incluye alrededor de 140 empresas y 400 productos amparados. El sector que mayor peso tiene es el agroalimentario, ya que de este hay más de 60 empresas reconocidas con esta marca y en el que destacan los vinos y lácteos.

Pero no es el único sector, también están: el pesquero, el de la artesanía, turismo, biomasa, el textil o el de joyería. Además, también incluye aquellos productos que tienen sello de certificación de origen como las denominaciones de origen o las indicaciones geográficas protegidas.

Las empresas que pueden optar por esta marca son las que están radicadas en esta comunidad o las que tienen aquí un centro de producción o de transformación de productos. Galicia Calidade le da visibilidad y respaldo a los sectores más representativos de la economía de esta comunidad y, a su vez, también ratifica la gran calidad gallega, sobre todo en gastronomía y artesanía.

Conclusión

Con este completo artículo he querido acercarte un poco más a Galicia, desde su localización, hasta su historia y su cultura. Nos adentramos en los lugares más interesantes, en sus playas e islas paradisíacas.

También hemos visto lugares únicos para alojarse y hemos recorrido la gastronomía y las mejores fiestas de Galicia. Espero que hayas disfrutado de este artículo y que te animes a visitar este lado de la península, si no has venido ya.

Me gustaría que comentaras qué te ha parecido y, si has estado por aquí, cómo ha sido tu experiencia. Compártelo con tus amigos si te ha parecido interesante y útil.